Quiero contar algo al mundo con un podcast

No me digas que no has pensado nunca: quiero contar algo al mundo, a todo el mundo. Llámalo desahogo, llámalo pasión, llámalo hobby… o llámalo Podcast. ¿Qué te impide comenzar? ¿Tienes ganas pero no sabes cómo hacerlo? Aquí te ayudamos a planificarlo y a disfrutar como nunca publicando tu Podcast.

Del blog al Podcast solo hay un micrófono

Creo que el blog (o también llamada bitácora) sufrió un despegue brutal hace unos diez o quince años. A raíz de la explosión de las telecomunicaciones, el poder de la palabra ya no era algo exclusivo de los medios de comunicación de masas. Cualquiera podía escribir y divulgar su contenido al mundo entero.

Quizá el despegue del blog, como herramienta basada principlamente en la escritura, se debío no solo al asentamiento de la infraestructura digital de tecnologías y comunicaciones, sino a un cambio de mentalidad en el sujeto digital que pasó de consumir contenido a producir contenido. Es decir, se democratizó la web y cualquiera podía dar el paso de consumidor a productor. Incluso las empresas desarrollaron sus propios blogs fuera del mantenimiento de sus propias webs corporativas.

La implantación del blog dentro de la estrategia de comunicación y contenidos tanto de empresas como usuarios se debió también a la efectividad del tráfico orgánico, es decir, la subida o incremento en el posicionamiento web de dichos contenidos. Tener un blog hace que suban tus visitas.

Con la llegada de la web 2.0, que se basaba principlamente en la posibilidad de interacción entre productor-consumidor (creador-lector), las posibilidades aumentaron y se facilitaba de esta forma la colaboración en la creación de contenido.

Llegados a este punto tenemos que reconocer que la llegada de Youtube, como la principal plataforma de distribución de contenido en formato vídeo, los creadores de contenido se pasaron a este formato o incorporaron el elemento multimedia a su propio blog. El poder de la imagen parece siempre mayor que el poder de la palabra. Pero, ¿dónde queda el poder de la voz? ¿Dónde entra el formato de audio dentro de la estrategia de creación y divulgación de contenidos?

El Podcast como el rey del audio

La incoporación del sonido a la web se realiza principalmente a través del Podcast por cuanto permite una periodicidad. La existencia del formato RSS o feed es la clave para que la información de un Podcast sea distribuida de una forma sencilla, inmediata y masiva a todo el mundo. Un fichero que guarda toda la información de tu Podcast y que genera automáticamente la plataforma en la que está alojado tu Podcast: Spreaker, Anchor, iVoox, etc. Para saber cómo funciona un archivo RSS te remitimos a webs que lo explican perfectamente.

Un Podcast es la herramienta perfecta en el momento en el que has decidido “quiero contar algo al mundo“: es barata; técnicamente no es muy complicada; es versátil; su grado de penetración es espectacular; en cuanto a su consumo es “muy amigable” al usuario; se incrusta muy fácilmente en cualquier blog o web; no para de crecer…

Quiero contar algo al mundo pero con valor

Convendrás conmigo en que escribir de cualquier forma, sin aportar valor a tu contenido, no hará que tu blog sea muy visitado y leído. Pasa exactamente lo mismo con un Podcast. Aunque “quiero contar algo al mundo” es un planteamiento totalmente loable, perderá fuerza o significado si no genera interés o aporta valor a quien lo escucha. Por tanto, hablar de cocina, lanzar una tertulia de debate sobre política, narrar acontecimientos de gran importancia histórica, o cualquier otro objetivo que te propongas a la hora de contar algo al mundo, deberá tener como base un valor intrínseco para el oyente.

Entonces, ¿cómo generar valor? La respuesta parece sencilla, pero no lo es. Evidentemente que hay dos criterios fundamentales: la periodicidad y la preparación. Creemos que no es posible generar valor si no mantienes una presencia continuada en el tiempo. Esta presencia es costosa por cuanto requiere de compromiso personal. Para ayudarte en esto, te proponemos que elabores un plan de contenidos que te haga reflexionar sobre lo que quieres contar. Ese plan de contenidos será flexible, por supuesto, pero existirá como totem en el que fijarse.

También es seguro que necesites tener una interacción con tu audiencia, es decir, favorecer la interacción con tus oyentes a través de la sección de comentarios en la propia plataforma de distribución de tu Podcast o mediante las redes sociales. Debes no solo publicar, sino también dialogar, favorecer el debate. Esto hará que el tráfico orgánico aumente y que tu Podcast esté vivo.

¿Estás pensando en crear tu propio Podcast? No lo dudes, es la experiencia más maravillosa que te puede pasar. Incorpora un Podcast en tu blog y aumenta tus visitas, no lo dudes. Además disfrutarás como nadie, interactuarás con miles de personas que te harán crecer como persona o profesional. Es muy muy gratificante, te lo digo en primera persona. Ahora, cuéntanos, ¿qué quieres contar al mundo?

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *